Magistrado Sergio Molina reconoce avances de la reforma laboral; presenta libro en el Senado

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

La reforma constitucional en materia laboral que se implementó en el país el pasado 3 de octubre, “está dando resultados”, los juicios que antes tardaban entre seis y 10 años, ahora, cuando llegan a tribunales, se resuelven en 6.5 meses, y 75 por ciento de los conflictos obrero-patronales se resuelven en la conciliación prejudicial, en menos de 45 días, sostuvo el magistrado Sergio Molina, integrante de la Judicatura Federal.

Al presentar en el Senado su libro El nuevo sistema de justicia laboral en México, el magistrado Molina destacó que gracias a los aportes legislativos, se valora y reconoce la importancia de mejorar las condiciones de vida de miles de personas trabajadoras, por lo que “este texto es una muestra del reconocimiento hacia la labor de las y los senadores”, quienes impulsaron la libertad sindical desde un nivel constitucional .

Destacó que con la “libertad sindical, ya hay más de 200 mujeres secretarias generales de sindicatos, entre ellos de armadoras, en el centro y el norte del país”.

El jurista reconoció la labor del Legislativo para establecer la libertad en la suscripción de contratos colectivos y cambiar la forma en que durante 100 años se atendían los conflictos laborales: “estamos convencidos de que la gran reforma laboral no podía entenderse sin sistematizar y ordenar la manera en que ahora se visualiza el fenómeno laboral en México”.

Luis Pérez Medel, juez del Tribunal Laboral de Asuntos Individuales, refirió que el libro esquematiza los ejes centrales de la reforma laboral, como la “piedra angular de la reforma”, así como la democracia sindical y el cambio de paradigma, para que los tribunales sean los responsables en lugar de las juntas de conciliación y arbitraje.

El presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales del Senado, el morenista Eduardo Ramírez, organizó la presentación del libro y consideró: “es momento de evaluar qué tan rentable es el nuevo sistema de justicia laboral”, el cual debe agilizar la relación obrero-patronal para generar riqueza en el país.

Indicó que México atraviesa por un momento clave en el desarrollo de su economía, por lo que se tiene que replantear la libertad sindical, así como su vida en el ámbito público y privado; ante ello, destacó las reformas a la Ley Federal del Trabajo para respetar la asociación libre de los trabajadores.

Ramírez explicó que ahora existe un proceso de conciliación obligatorio, que tiene que estar a cargo de personas expertas en la voluntad de acercar a las partes, así como contar con la capacidad profesional y sicológica para lograr acuerdos, por lo que las instituciones universitarias deben cambiar el modelo educativo para incluir la mediación.

A su vez, el coordinador de la bancada del PRD, Miguel Ángel Mancera, subrayó que es un gran acierto que se judicializara la práctica laboral, así como el impulso a los mecanismos de conciliación prejudicial, pues ayuda a solucionar los conflictos al aliviar pasiones y evitar controversias tediosas e innecesarias.

Por: Victor Mallinas y Andrea Becerril / La Jornada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *