ASPA: defenderemos a la aviación mexicana; cabotaje es una amenaza

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Países como EU o Emiratos Árabes podrían estar interesados pero tomarían las rutas más rentables, y no las que el gobierno les ofrezca, alertan pilotos.

La competencia puede resultar “falsa” en el caso de la aviación mexicana cuando se propone abrir los cielos a otras naciones, y lo que hay en el fondo es la pérdida de empleos y un impacto importante en la industria, por lo que “defenderemos con todo” a la aviación.

Así lo afirmó José Gerardo Alonso Torres, vocero de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), tras señalar que la iniciativa enviada por el presidente de la República a la Cámara de Diputados para modificar la Ley de Aviación Civil y permitir que aerolíneas extranjeras puedan operar desde cualquier lugar del mundo o bien dentro de nuestro país aerolíneas mexicanas, es un error rotundo.

Lo que está proponiendo el presidente de la República es realizar un cabotaje abierto, que sería la Novena Libertad, que ya ni siquiera tengan que regresar a su país, o sea, estarían basados en México, y eso sería peligrosísimo”, afirmó.

Flota mexicana, en desventaja

Tras explicar que hay diferentes tipos de cabotaje, destacó que éste es “complejo y dañino para la industria, que, por ejemplo, los mismos norteamericanos que tienen una industria fuertísima de aviación, ellos tienen más de 5,000 aeronaves nosotros entre toda la flota de todos los aviones comerciales que vuelan en México llegamos a cerca de 400, entonces hay una desventaja enorme”.

El vocero de ASPA comentó que Emiratos Árabes o el mismo Estados Unidos, podrían estar interesados en participar en el mercado mexicano; pues “tomarán las rutas rentables, no las que el gobierno les ofrezca, y menos rutas mexicanas, menos trabajo para mexicanos”.

Comentó que suena atractivo cuando la propuesta de reforma a la aviación se basa en abrir la competencia para que disminuyan los precios, pero “eso sería al principio, por eso es una falsa competencia, y cuando vean la posibilidad de nueva cuenta los precios subirán y los colocarán donde ellos quieran; es evidente que volarán las rutas que sean rentables, no van a haber conectividad en el país”.

La historia de otros países que permitieron el cabotaje, añadió el vocero de la ASPA, demuestra que en el mediano plazo también se afectan los intereses de los usuarios del transporte aéreo es decir, de los propios pasajeros y aparte las empresas extranjeras países como el nuestro, son aerolíneas y los mercados a los que llegan pues no tienen ni condiciones de protección.

La quinta libertad, un fracaso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *