Proyecto de norma que regula empresas de outsourcing, estancado desde 2016

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin


Ocho de cada diez compañías dedicadas a la subcontratación violan la ley
Firmas reconocidas del mismo sector buscan terminar con la competencia desleal
Patricia Muñoz Ríos
Periódico La Jornada
Jueves 8 de febrero de 2018, p. 15
Ocho de cada 10 empresas de outsourcing en México no cumplen con sus obligaciones fiscales ni laborales, no pagan cuotas al Seguro Social, Infonavit ni al Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), contratan sin dar seguridad social a sus empleados ni prestaciones.
A raíz de esas irregularidades se elaboró el proyecto de norma PROY-NMX-R-086-SCFI2016 servicios de empresas de subcontratación para regular la actuación de estas compañías en el país. Sin embargo, está detenido en la Secretaría de Economía, no se ha publicado ni puesto en operación.
La Asociación Mexicana de Capital Humano (Amech) indicó que ante el crecimiento sin par de este tipo de empresas en el país “se debe fomentar un sano desarrollo económico y social de la industria de la terciarización de personal”. Esto es porque firmas del sector del outsourcing consideran que hay una competencia desleal por compañías de esta rama que no pagan impuestos ni cumplen con la ley laboral.
Incluso la Amech, GinGroup (que es una de las firmas de outsourcing más grandes del país), Manpower, Consultoría de Guadalajara, Rolling Personnel, Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y Escuela Libre de Derecho, entre muchos otros actores, son promotores de la referida reforma, para que se legalice a las empresas y aunque este ordenamiento está listo desde finales de 2016, todavía no ha sido publicado.
Una copia de la referida norma señala que a pesar del incremento en el número de empresas de subcontratación, México no cuenta con una regulación técnica que establezca los lineamientos, prácticas y acciones que deben cumplir.
En el documento se establece que dichas compañías deben contar con registro patronal ante el IMSS, constitución legal, contratos individuales de trabajo donde consten las condiciones laborales y pagar impuestos. Además, según esta norma, deben cumplir con sus responsabilidades fiscales ante el Seguro Social, Infonavit y Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR).
A pesar de que las propias compañías del sector que sí operan en la legalidad han empujado el ordenamiento, así como diversas instancias gubernamentales, éste no se publicó. En cambio, el tema se introdujo en las iniciativas de leyes secundarias de la reforma laboral, donde incluso se le quitaban candadosy se liberalizaba más su actuación.
Incluso se plantea en dicha iniciativa que las compañías que tuvieran empleados a través del esquema outsourcing no pueden ser emplazadas a huelga porque no cuentan con trabajadores propios.

http://www.jornada.unam.mx/2018/02/08/politica/015n1pol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *