Gobierno Federal reconoce a 188 centros de trabajo certificados en igualdad laboral

Las titulares de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), reconocieron a 188 centros de trabajo que se certificaron con la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 en Igualdad Laboral y No Discriminación durante 2021.

Fueron certificados estos centros laborales por tener buenas prácticas en los procesos de reclutamiento, selección y capacitación con igualdad de oportunidades; mejorar el clima laboral; garantizar la igualdad salarial y de prestaciones; flexibilidad en los horarios de trabajo; permisos de paternidad; medidas de corresponsabilidad y conciliación de la vida laboral, familiar y personal así como la accesibilidad a espacios físicos.

La secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, destacó los esfuerzos del gobierno federal encaminados a garantizar condiciones igualitarias en el trabajo y erradicar toda forma de discriminación.

“Con la voluntad de empleadores y trabajadores hemos logrado dar pasos significativos en este sentido”, dijo.

Reconocer estos 188 centros de trabajo que durante 2021 se certificaron en la Norma Mexicana 025 es muestra de que cada vez son más los espacios de trabajo que adoptan el compromiso de generar mayor inclusión laboral y promover ambiente libres de discriminación y violencia.

Actualmente dijo, suman ya 531 centros de trabajo con esta certificación para el desarrollo integral de poco más de 933 mil personas trabajadoras.

Señaló Alcalde Luján que en la STPS están conscientes de la relevancia que tiene cerrar las brechas laborales que por décadas impidieron que grupos históricamente marginados pudieran acceder a un trabajo bien remunerado, productivo y en condiciones de libertad, equidad y dignidad humana.

La presidenta de Inmujeres, Nadine Gasman Zylbermman, informó que se beneficiaron 234 mil personas con medidas de igualdad y dignidad que incrementan la participación laboral de las mujeres y mejoran las condiciones y el desarrollo de las trabajadoras. Se contribuye así al cierre de las brechas entre mujeres y hombres.

A nivel nacional,, 45 de cada 100 mujeres en edad productiva forman parte de la fuerza de trabajo, lo cual es muy bajo en comparación con los 75 hombres de cada 100 en esta situación.

También dijo Nadine Gasman que las mujeres reciben salarios más bajos que los hombres. A nivel nacional, 7 de cada 10 mujeres que trabajan reciben entre cero y dos salarios mínimos.

Y la presidenta de la Conapred, Olivia Morales Reza, habló de la importancia de la corresponsabilidad en el trabajo para que realmente exista trato digno para todas las personas.

E invitó a las representantes de las empresas certificadas a promover el derecho a la igualdad y no discriminación con dicha Norma 025.

Por: Bertha Becerra / El Sol de México

Fuente: https://www.elsoldemexico.com.mx/mexico/sociedad/gobierno-federal-reconoce-a-188-centros-de-trabajo-certificados-en-igualdad-laboral-9256220.html

 

CCE respalda aumento de 20% para el salario mínimo en 2023

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) respaldó el incremento salarial de 20% para el 2023, como lo anunció el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, como parte de un acuerdo tripartita con el gobierno y el sector obrero.

Francisco Cervantes Díaz, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), dijo que los acuerdos entre el empresario se enfilan a incrementar 20%, pese a que la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) había planteado 15% para el salario mínimo del 2023.

“Lo que queremos es evitar que el salario vaya por las escaleras y la inflación por el elevador. Hay que equilibrar muy bien esto”, acotó.

En conferencia de prensa, el representante del sector empresarial mexicano expresó: “se va redondear en eso, en 20%, si ya lo dijo el presidente (AMLO) ayer en el informe (del Zócalo)”.

La propuesta salarial del sector obrero es lograr un aumento del 25%, aunque el presidente de la Coparmex, José Medina Mora, desechó la iniciativa, porque las pequeñas y medianas empresas serían las afectadas, con riesgo de migrar a la informalidad.

Durante las negociaciones con la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), el sector privado planteó el incremento del 15% para el 2023, el cual cubre el efecto inflacionario más un Monto Independiente de Recuperación (MIR).

El CCE dijo que tanto la propuesta de los trabajadores (del 25%) y la del sector Empresarial, “ambas serán sometidas a análisis para alcanzar un consenso y encontrar qué es lo mejor para el aumento al salario de los trabajadores”.

Pero, el CCE respalda el 20%, y es que preocupa que las propuestas mayores al planteamiento empresarial genere un aumento de la inflación, que repercuta en el poder adquisitivo de los trabajadores, pero también que el ajuste del SMG empuje a la informalidad.

Cervantes Díaz comentó que sí existe consenso entre el empresariado del país, que si bien la Coparmex marcó el 15%, “de ahí partir, pero para lograr un equilibrio será el 20%”, insistió.

El presidente del CCE, quien asistió al informe de gobierno del Jefe del Ejecutivo, más no a la marcha -aclaró-, refirió que era “importante estar en el informe del presidente, porque ahí anunció que era un acuerdo entre gobierno y el sector privado. Habrá un ajuste entre los salarios de frontera y profesionales”.

El líder de los empresarios pidió «equilibrio» para las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), al señalar que en 2023 entran en vigor cambios como la reforma de pensiones que exige una subida de la aportación patronal y la reforma de vacaciones, por lo que el incremento de 20% al salario mínimo debe analizarse bien.

Respecto al tema de la ampliación de las vacaciones, expresó: “Los 12 días de vacaciones estamos de acuerdo, pero lo consecuente es que sea gradual, porque en enero entra salario mínimo, pensiones, viene la reforma laboral”.

El sexenio de AMLO ha sido considerando como el de mayor incremento salarial, en medio de una inflación creciente histórica.

El aumento a los salarios que se otorgó en 2022 fue de 22%, para ubicarse a 172.87 pesos diarios.

Por: Lilia González / El Economista

Fuente: https://www.eleconomista.com.mx/empresas/CCE-respalda-incremento-de-20-al-salario-minimo-para-2023-propuesto-por-AMLO-20221128-0074.html

La pobreza laboral aumentó 0.6% en el tercer trimestre de 2022 en Tlaxcala: Coneval

La población en situación de pobreza laboral aumentó 0.6 por ciento en Tlaxcala al pasar de 47.4 a 48 por ciento entre el segundo y el tercer trimestre de 2022, lo que significa que este porcentaje tuvo un ingreso laboral inferior al valor monetario de la canasta básica, reportó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Los resultados del Índice de la Tendencia Laboral en la Pobreza (ITLP) además arrojaron que el ingreso laboral real per cápita en Tlaxcala aumentó 0.8 por ciento en este periodo, al avanzar de 2 mil 191.03 a 2 mil 207.98 pesos, esto es, 19.95 pesos más.

Por área metropolitana, la ciudad de Tlaxcala tuvo el segundo porcentaje más alto de población en pobreza laboral del país con 47.41 por ciento, sólo por debajo de Cuernavaca que registró 50.98 por ciento en el tercer trimestre de 2022.

Por: La Jornada de Oriente

Fuente: https://www.lajornadadeoriente.com.mx/tlaxcala/la-pobreza-laboral-aumento-0-6-en-el-tercer-trimestre-de-2022-en-tlaxcala-coneval/

Persiste machismo en los sindicatos: Comité Fronterizo de Obreras

En las organizaciones obreras y en los centros de trabajo prevalece el “sindicalismo machista”, en el que las mujeres han tenido que luchar por la reivindicación de sus derechos laborales, al tiempo que sufren amenazas, discriminación, acoso laboral y sexual y despidos injustificados, coincidieron trabajadoras y mujeres sindicalistas.

“La violencia de género ocurre en cualquier sector”, apuntó Julia Quiñónez, coordinadora del Comité Fronterizo de Obreras (CFO), pero los riesgos son mayores –indicó- cuando se trata de lugares de trabajo como las maquiladoras, ya que las condiciones de empleo son precarias, con bajos salarios y sin respeto a los derechos laborales, principalmente cuando la parte patronal es de capital extranjero.

“Un gerente acosó a una trabajadora y a través de mensajes de WhatsApp le invitó a beber una copa con alcohol. Ella se negó y él le contestó ‘usted se lo pierde’; tiempo después la despidió, contó Quiñónez sobre el caso de la mujer a la que brindan asesoría y que tiene una denuncia por el cese injustificado.

Entrevistada por separado, Jocabeth Galindo, dirigente del Sindicato Único Nacional de Trabajadores de Nacional Financiera, denunció que enfrentan una situación de discriminación por parte de la institución, luego del mitin que realizaron en septiembre frente a las oficinas de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Por: Jared Laureles / La Jornada

Fuente: https://www.jornada.com.mx/notas/2022/11/27/politica/persiste-machismo-en-los-sindicatos-comite-fronterizo-de-obreras/

#25N: Trabajadoras no denuncian violencia por temor a represalias y falta de protocolos

Apenas una de cada 10 mujeres víctimas de violencia interpone una queja, además, la mayoría de las empresas carece de mecanismos para ello. La gravedad de esto radica también en que las agresiones en el ámbito laboral repercuten directamente en sus vidas privadas.

Los movimientos feministas han logrado que más mujeres denuncien las violencias que viven, pero hace falta que las instituciones públicas y privadas hagan su parte. “Es importante que en nuestros contratos laborales, pero también en el pacto social, tengamos una seguridad de no represalias”, expresa Carolina Rivas Herrera, investigadora de El Colegio de México (El Colmex).

El 90% de las mujeres víctimas violencia no recibe apoyo, no interpone quejas ni denuncias, según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (Endireh). No lo hacen porque “creen que fue algo sin tanta importancia, pero también porque no existen o no se han fortalecido los mecanismos institucionales para hacerlo sin recibir represalias”, de acuerdo con la misma investigación, dice la especialista en economía laboral y economía del desarrollo.

Este 25 de noviembre volvemos al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, con un acumulado de 695 feminicidios en 2022, hasta septiembre pasado. Las cifras más recientes del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) muestran además 2,136 asesinatos intencionales de mujeres.

En 2021, al menos 7.9 millones de mujeres experimentaron violencia laboral, según la Endireh. El problema creció 44%, pues en 2016 más de 5.5 millones de reportó haber sufrido algún tipo de agresión en ese ámbito.

Sin embargo, aunque la violencia sea cometida en espacios fuera del trabajo, sus efectos no están separados y a veces las agresiones que viven las mujeres de un lado alimentan a las que experimentan del otro.

El costo más alto que pagamos por esto es la pérdida de vidas, 10 feminicidios diarios en México, estima la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Pero antes, hay un largo camino de daños que también son económicos y laborales, por ello el tema también les incumbe a las empresas.

Razones para involucrarse en el tema

“La violencia de pareja y la violencia sexual son el resultado de factores que se producen a nivel individual, familiar, comunitario y social que interactúan entre sí”, dice la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Uno de esos factores, agrega, es “el escaso acceso de la mujer a empleo remunerado”. Es decir, lo que sucede en el ámbito laboral repercute en el ámbito privado.

En México, la negativa de contratación o el despido por embarazo es la principal queja que sigue recibiendo el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred). Cuando una empresa deja fuera a una mujer por ese motivo, contribuye a que ella pueda ser violentada en casa, pues la dependencia económica evita que puedan salir de esa situación.

Los derechos laborales tienen una perspectiva de derechos humanos en general, pero quizá en mayor grado para las mujeres, considera Carolin Rivas. “En otros países probablemente la batalla principal es para cerrar la brecha salarial o romper los techos de cristal. En México, como en muchos de América Latina, hay que alzar la voz porque nos estamos jugando la vida”.

Esto no quiere decir que en nuestro país no tengamos esos problemas, al contrario. La desigualdad de salarios entre mujeres y hombres llega hasta 33% en industrias como la de medios de comunicación, según el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco). El punto es que acá el no poder ejercer a cabalidad los derechos laborales le hace el camino más fácil a los feminicidas.

Pero el desempleo general también tiene incide en la violencia de género. Un estudio del Centro Nacional para la Información Biotecnológica de Estados Unidos concluyó que, “a nivel del hogar, se relacionó con el comportamiento abusivo” de los hombres hacia las mujeres.

Un hallazgo importante de la investigación es que el dominio que ganan los hombres sobre las mujeres difícilmente se revierte cuando la economúa mejora. “Los rápidos aumentos en la tasa de desempleo incrementaron el comportamiento controlador de los hombres hacia sus parejas, incluso después de ajustar el desempleo y las dificultades económicas en el hogar”, señala el reporte Violencia de pareja íntima en la Gran Recesión.

Medidas que nos convienen a todos

“La cultura de alzar la voz, de denunciar, de estar concientes cuando algo no está bien ha crecido. Y eso es una gran ventaja y nos da mucha fortaleza. Pero las instituciones deben proveer mecanismos para que no sufran represalias por hacerlo, mecanismos de confidencialidad y de protección a las víctimas en tanto el proceso investigación avanza”, señala la economista Carolina Rivas.

De nuevo, citando los resultados de la Endireh, “el 73% de las mujeres no tiene conocimiento de protocolos y medidas de atención contra la violencia hacia las mujeres”. Muchas veces es porque no tiene acceso a la informacion, pero también es debido a que en realidad en su trabajo no existen los mecanismos, agrega.

Esto también se entiende porque muchas mujeres laboran en el sector informal entonces no hay manera de proceder institucionalmente para disminuir esas violencias y es gravísimo”.

La Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia señala de qué manera ocurre la violencia laboral. Y la Ley Federal del Trabajo (LFT), en el artículo 132, establece como una de las obligaciones de las empresas implementar “un protocolo para prevenir la discriminación por razones de género y atención de casos de violencia y acoso u hostigamiento sexual, así como erradicar el trabajo forzoso e infantil”.

Sin embargo, muchas empresas siguen sin cumplir con ese ordenamiento. Tendrían que hacerlo porque las mujeres tienen derecho a vivir una vida, apunta Carolina Rivas. Si ese argumento por sí solo no es suficiente, agrega otro: “Para que una persona dé su máxima eficiencia y sea productiva debe tener todas la condiciones adecuadas”.

Pero si una persona tienen ansiedad causada por algún tipo de violencia, “por supuesto que no podrá producir igual. Y eso es una pérdida económica para los centros laborales y para todo el país. Luchar por los derechos de las mujeres nos conviene a todos y todas”.

Trabajo independiente, salvavidas laboral para los jóvenes universitarios en México

El empleo por cuenta propia es el que más ha crecido entre los egresados de la educación superior en el último año, pero no porque deseen ser sus propios jefes, sino por falta de oportunidades para encontrar un trabajo asalariado.

La falta de oportunidades laborales y de empleos de calidad empuja a los jóvenes universitarios a refugiarse en el trabajo independiente; se convierten en trabajadores autónomos por necesidad, no por decisión. Aunque la educación superior mantiene un bono importante como vía para mejorar el acceso al mercado de trabajo.

“En realidad, las personas jóvenes están buscando un trabajo estable, formal, con todas las prestaciones de ley y con un salario digno, y lamentablemente no es lo que vemos en las condiciones del mercado laboral actual. Efectivamente, no hay muchas opciones para la mayoría de los jóvenes y las opciones que hay son empleos precarios”, señala Angélica Jasso, secretaria técnica de la organización Alianza Jóvenes con Trabajo Digno.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Egresados 2022 (ENE) de la Universidad del Valle de México (UVM), la alternativa de trabajo independiente fue la que más creció en el último año entre los jóvenes universitarios. Actualmente, el 24% de los graduados labora bajo esta modalidad, un aumento de cinco puntos respecto a 2021.

Además, el 39% de los graduados que trabaja de manera independiente lo hace porque no encontró trabajo. Esta cifra prácticamente duplica a los jóvenes que aseguran que optaron por esta modalidad privilegiando el manejo del tiempo y es siete veces superior a la proporción que afirma que prefirió el trabajo autónomo porque “les gusta ser su propio jefe”.

“Es innegable que a pesar de existir otras razones como manejar su tiempo o ser su propio jefe, sin duda el crecimiento del trabajo independiente respondió a la necesidad de mitigar el desempleo, pero también a una urgencia del egresado de tener un trabajo y que ese dinero pueda integrarse a los gastos del hogar”, señala Adriana Rico Villanueva, coordinadora del Centro de Opinión Pública (COP) de la UVM.

Según la ENE, al 89% de los egresados con un trabajo autónomo le gustaría cambiar de modalidad de trabajo, un crecimiento de siete puntos con respecto a la última medición. A mayor nivel de insatisfacción con la modalidad independiente, mayor tendencia a querer salir de esta condición de ocupación. Pero incluso entre los que están muy satisfechos con este esquema, la proporción de quienes desean otro tipo de trabajo es superior al 60 por ciento.

Para Angélica Jasso, la narrativa de que los jóvenes ya no se comprometen, no son responsables, quieren ser sus propios jefes y desean mucho tiempo libre, sólo ha generado estigmas en torno a la fuerza laboral joven y ha contribuido a la precarización de las oportunidades de trabajo.

“El trabajo independiente se presenta como una alternativa importante de ingreso para muchos jóvenes, porque está siendo difícil para ellos encontrar trabajo y los trabajos que hay en el mercado laboral no son trabajos que llamemos dignos, es decir, que cumplen con todas las prestaciones de ley y que ofrecen un salario digno”, expone.

Como muestra de ello, entre los graduados que sí cuentan con un empleo, un 51% reporta que le gustaría cambiar a un trabajo donde tenga un contrato de planta. En esa misma línea, el 29% de los universitarios con un trabajo subordinado no cuenta con prestaciones de ley.

“Cuando los jóvenes llegan a su primer empleo hay una cierta vulnerabilidad y condiciones precarias que se van componiendo en la medida que adquieren experiencia laboral. No obstante, si comparamos los datos con las cifras prepandemia, vemos una afectación, sobre todo entre los que tienen prestaciones superiores a las de ley”, indica Adriana Rico.

Según una investigación de Adecco Group, el 40% de los jóvenes en México señala que no ha podido conseguir empleo porque hay pocas oportunidades laborales, pero un 26% lo atribuye a bajos salarios y un 15% a malas condiciones laborales.

La encuesta también muestra la afectación de la pandemia sobre el empleo juvenil. El 43% de los jóvenes que busca un trabajo, perdió su ocupación a causa de la emergencia sanitaria por la Covid-19. De este universo, cuatro de cada 10 no han conseguido empleo desde que inició la emergencia sanitaria.

Educación universitaria, aún con ventaja laboral

A pesar de la percepción de los egresados universitarios sobre el mercado laboral, cifras de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) muestran que la educación superior mantiene una ventaja para los jóvenes que quieren acceder a un empleo.

“Un mayor nivel educativo suele relacionarse con mejores perspectivas de empleo, y México no es la excepción. En México, en 2021, el 44% de las mujeres con un nivel de estudios menor que el medio superior tenían empleo, en comparación con el 74% de las graduadas en educación terciaria. En cambio, en el caso de los hombres, las cifras eran de 89% y 86%, respectivamente”, destaca el organismo en su informe sobre Panorama de la Educación 2022.

Además de las mejores posibilidades de ingreso a un empleo subordinado, otra ventaja laboral que ofrece la formación universitaria es que ésta sigue vinculándose con mejores salarios en comparación con las personas que no cuentan con educación superior.

“El nivel educativo no sólo afecta las perspectivas en el mercado laboral, sino también los niveles salariales. En México, la ventaja salarial de los trabajadores con educación terciaria fue incluso mayor que el promedio de la OCDE. En 2018, los trabajadores con educación media superior ganaban 34% más que aquellos con un nivel educativo menor que el medio superior y aquellos con educación terciaria ganaban más del doble”, señala el organismo.

En este tenor, Angélica Jasso destaca que tampoco se puede perder de vista lo complejo que llega a ser el mundo del trabajo para los jóvenes que no han podido estudiar la universidad.

“Si los primeros pasos en el mercado laboral para los jóvenes universitarios son difíciles, aunque ya están en un escalón social más alto, la mayoría de los jóvenes con los que nosotros trabajamos no tienen la oportunidad de ir a la universidad, viven en condiciones de pobreza, tienen rezago educativo y viven en zonas de alto índice de marginalidad o violencia, lo que implica prejuicios por parte de los empleadores cuando se presentan a una entrevista de trabajo”, advierte.

Mercado laboral con barreras de entrada

Desde una perspectiva general, los egresados perciben este año un mercado laboral más complejo y eso se refleja en un crecimiento de la insatisfacción laboral, al menos el 25% de los graduados no está conforme con su trabajo actual y eso representa un crecimiento de cuatro puntos con respecto a la última medición de la ENE.

“Podemos ver cómo el porcentaje de satisfacción con el empleo actual era mayor al que hoy tenemos y esto va muy de la mano con los ingresos y las condiciones, en la medida que éstas tienden a ser precarias, el egresado está más insatisfecho con su trabajo”, expone Adriana Rico.

El 29% de los egresados que se emplea en el sector privado declara no tener prestaciones, esta proporción creció siete puntos porcentuales en el último año. En las oficinas de gobierno la historia no es distinta, el 28% de los egresados asegura que no cuenta con las condiciones mínimas de ley, esto implica un crecimiento de cinco puntos respecto a lo reportado en 2021.

“Ante un año tan complicado para ingresar al mercado laboral, con salarios menores, incluso salarios mermados, el porcentaje que indicó que le gustaría cambiar su modalidad de trabajo aumentó. De igual forma, ya sea por incertidumbre laboral, presiones o la misma pandemia, disminuyó el número de egresados satisfechos en su empleo, de 78.6 a 73.8%. En contraparte, la insatisfacción asociada a los salarios aumentó, en particular entre aquellos con salarios menores a los 15,000 pesos”, destaca la UVM en su informe.

Por: Gerardo Hernández / El Economista

Fuente: https://www.eleconomista.com.mx/capitalhumano/Trabajo-independiente-salvavidas-laboral-para-los-jovenes-universitarios-en-Mexico-20221127-0010.html

Gobierno impulsa alza de 20% al mínimo: AMLO

En los próximos días se anunciará el aumento al salario mínimo para el año próximo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, afirmó que se mantendrá la recuperación salarial en el país, y sostuvo que esperan haya unanimidad en el incremento para 2023, es decir, con el apoyo del sector patronal, obrero y gobierno, que éste sea de 20 por ciento.

“En los próximos días se anunciará el aumento al salario mínimo para el año próximo, deseo que sea acordado por unanimidad -patrones, obreros y gobierno- y también deseo que ronde en el 20%, as llegaríamos al final del gobierno a un incremento de 100% en términos reales en todo el territorio nacional”, dijo en su discurso en el Zócalo de la Ciudad de México.

El Presidente recordó que el salario mínimo pasó de 88 pesos, a su llegada al gobierno, a 172 pesos; un incremento de 62% en términos reales y en la frontera el incremento es más del doble, “algo nunca antes visto en los últimos 40 años” dijo.

En 2019 el aumento fue de 16.2%; para 2020 alcanzó 20%; en 2021 fue de 15% y de 22% en este 2022, es decir, en 4 años de 88 pesos a 173 pesos diarios.

Además, el Ejecutivo Federal se refirió a la reforma laboral de 2019, de la que dijo “por primera vez se respeta el voto libre y secreto en las elecciones sindicales. Se eliminó la subcontratación y con la reforma a la Constitución, el reparto de utilidades pasó de 100,000 millones a 200,000 millones de pesos de 2020 a 2021”.

Por: María Del Pilar Martínez / El Economista

Fuente: https://www.eleconomista.com.mx/empresas/Incremento-a-los-salarios-minimos-rondara-el-20-para-2023-AMLO-20221127-0036.html

La violencia de género sindical, atenta contra la seguridad y la salud de las mujeres

En un escenario de violencia de género, ha cobrado especial importancia la que se ejerce en política sindical, lo que atenta contra la seguridad y la salud de las mujeres trabajadoras simplemente por su condición de serlo.

En un escenario de violencia de género, ha cobrado especial importancia la que se ejerce en política sindical, lo que atenta contra la seguridad y la salud de las mujeres trabajadoras simplemente por su condición de serlo.

En el marco del Conversatorio, “La violencia contra las mujeres. Fenómeno social desde una mirada sindical y de género”, especialistas abordaron el tema de la violencia contra las mujeres, la cual no sólo se registra en los ámbitos del hogar y las calles, sino que es un fenómeno que se reproduce en los centros laborales y en los sindicatos, ante lo que se hace urgente transparentar y atender esta realidad tan importante.

La democracia está incompleta si las mujeres no ejercen ni participan en la democracia sindical, aseguró Aleida Hernández, investigadora de la UNAM, quien dio a conocer cifras relevantes sobre el tema. De acuerdo con la OIT, hay una desproporción entre el número de mujeres que ocupan algún cargo de dirección sindical y el número de afiliadas.

Por su parte, según la Cepal, hay una tasa de representación en los órganos sindicales del 28% en el mundo, y de 30% en Latinoamérica, mientras en puestos más altos de dirección sindical es casi inexistente. Estadísticas de la Confederación Europea de Sindicatos, indican que sólo 4 de 43 presidentes de Confederaciones son mujeres, mientras en México, según la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, la cifra es de 8 de cada 100, lo que significa que solo el 8.6% de las organizaciones gremiales que cuenta con participación de mujeres trabajadores a ese nivel.

Otras cifras señalan que las mujeres tienen presencia en 275 secretarías generales de sindicatos, 39 Federaciones y una confederación. La elección de mujeres ha variado, pasando de 3 mujeres electas en 2010 a 27 en 2018; mientras que en 2019 sumaron 35.

La mayor participación de mujeres se registra en los sectores servicios, educación, industria y textil, principalmente.

Una muestra clara de que el mundo sindical es un espacio “hipermasculinizado”, es el hecho de que los hombres encabezan 2,981 sindicatos; 493 federaciones y 46 confederaciones.

Erradicar la violencia contra las mujeres, es un desafío para la democracia en México, aseguró. Ninguna mujer que decida representar los intereses de la clase trabajadora debe tener obstáculos para ejercer sus derechos políticos. Si bien muchas feministas han estudiado el marco jurídico del tema, el problema no es un tema legal, sino de estructuras y cultura patriarcal y de un no a la discriminación.

En el conversatorio organizado por la Red Mexicana de Sindicalistas se presentó el documento, “La violencia política de género en los sindicatos. Desafíos para la democracia en México”, el primero en su género que permite visibilizar lo que sucede en los sindicatos y abonar en el estudio de esta situación, además de sentar las bases para la formación política de las mujeres sindicalistas, así lo expresó la autora, Claudia Domínguez Hernández, quien destacó la importancia de la ratificación del Convenio 190, lo cual abre la puerta a las mujeres para hacer valer sus derechos como trabajadoras y sindicalistas. Aseguró que no se podrá lograr la igualdad sustantiva si no se combate la violencia contra las mujeres.

En su oportunidad, Rosana Guevara Ramos, SITUAM, expuso su caso de violencia como secretaria general de un sindicato frente al SITUAM. Señaló que la forma de enfrentar la violencia contra las mujeres en los sindicatos sería haciendo una lectura sociológica, cuestionar la normalización, tomar acciones contundentes, protegerse y ser precavidas, pero resistir, compartir la experiencia y acciones con otras mujeres.

Por su parte, Isabel Lucía Rubio Rufino, destacó que una de las principales aportaciones del Convenio 190, es generar mecanismos eficaces de acceso a la justicia en casos de violencia laboral. Agregó que ahora estamos ante un panorama legislativo neutral que no discrimina a las mujeres desde la ley. Se refirió a las prestaciones de licencias de maternidad y paternidad, las cuales no han sido repartidas de manera igualitaria.

Por: María Del PIlar Martínez / El Economista

Fuente: https://www.eleconomista.com.mx/empresas/La-violencia-de-genero-sindical-atenta-contra-la-seguridad-y-la-salud-de-las-mujeres-20221125-0044.html

Experta pide mejorar en materia laboral hacia el Mundial 2026

Actos masivos como el Mundial de Futbol “exacerban” la violación de derechos humanos y laborales de las personas, por lo que el torneo en Qatar significa una oportunidad para mejorar las condiciones de empleo de los migrantes, señaló Evy Peña, directora de Comunicaciones del Centro de los Derechos del Migrante.

Desde 2011 a la fecha, en Qatar han muerto más de 6 mil 500 migrantes en la construcción de estadios y otras infraestructuras, expuso.

Por ello, subrayó, es importante “poner cimientos” formalizando planes para salvaguardar los derechos de las personas trabajadoras y evitar que en 2026 se repitan ese tipo de situaciones en México, Estados Unidos y Canadá, donde habrá un incremento en la demanda de empleo y aumentará la movilidad de migrantes en busca de un empleo, al ser la nueva sede de la Copa Mundial.

Luego de que se expusieran diversos abusos en la organización del Mundial en Qatar, Peña apremió a enfocarse en garantizar la defensa de los derechos humanos de los trabajadores migrantes. Indicó que la FIFA anunció que las ciudades que aspiren a ser sedes, tendrían que elaborar planes con ese objetivo.

Trato digno y respetuoso

No obstante, en Monterrey, Ciudad de México y Guadalajara se presentaron planes sin tomar en cuenta a la sociedad por lo que, sostuvo, es necesario se busque de manera activa la participación de personas, trabajadores y organizaciones para elaborarlos de manera adecuada.

A decir de Peña, las condiciones laborales que enfrentan los trabajadores migrantes en Qatar no están lejos de lo que viven mexicanos en Estados Unidos. Por ejemplo, expuso, los programas de trabajo temporal, como las visas H2B, restringen la movilidad laboral, las prestaciones y el acceso a la justicia.

“La razón por la que nosotros estamos viendo ya a 2026, es que vemos un gran riesgo frente a la Copa Mundial. El riesgo de que se repita la historia de Qatar si no hacemos los cambios necesarios a escala regional para asegurarnos que las personas trabajadoras migrantes puedan ser tratadas con dignidad y con respeto en sus trabajos, porque al final, hablando de México, es un país de origen, tránsito y destino”, recalcó.

Por: Jared Laureles / La Jornada

Fuente: https://www.jornada.com.mx/notas/2022/11/21/deportes/experta-pide-mejorar-en-materia-laboral-hacia-el-mundial-2026/

Buscan eliminar acoso laboral en instituciones públicas

En reunión de la Comisión del Trabajo y Previsión Social del Congreso del Estado, se aprobó la iniciativa que propone modificaciones a la Ley de los Trabajadores al Servicio de las Instituciones Públicas del Estado, para incorporar el concepto de violencia, acoso y hostigamiento laboral con perspectiva de género, así lo informó el presidente de la Comisión, el diputado Mauricio Ramírez Konishi.

“Debe de comprenderse que la violencia y el acoso en el mundo del trabajo afectan la salud psicológica, física y sexual de las personas, a su dignidad, y a su entorno familiar como social. También afectan la calidad de los servicios públicos como privados, y pueden impedir que las personas en particular las mujeres, accedan al mercado del trabajo, permanezcan en él o progresen profesionalmente.”

Con la aprobación de la iniciativa, se establece como; Acoso sexual: A una forma de violencia en la que, si bien no existe la subordinación, hay un ejercicio abusivo del poder que conlleva a un estado de indefensión y de riesgo para la víctima, independientemente de que se realice en uno o varios eventos.

Se incorpora el Hostigamiento como: al ejercicio del poder en una relación de subordinación real de la víctima frente al agresor en el ámbito laboral, que se expresa en conductas verbales, físicas o ambas.

Así mismo se agrega el concepto de Violencia y Acoso Laboral: al conjunto de comportamientos y prácticas inaceptables, o de amenazas de tales comportamientos y prácticas, ya sea que se manifiesten una sola vez o de manera repetida, que tengan por objeto, que causen o sean susceptibles de causar un daño físico, psicológico, sexual o económico, e incluye la violencia y el acoso por razón de género.

Finalmente, el diputado Héctor Mauricio Ramírez Konishi dijo que la violencia y el acoso también afectan la calidad de los servicios públicos como privados, y pueden impedir que las personas en particular las mujeres, accedan al mercado del trabajo, permanezcan en él o progresen profesionalmente.

El dictamen será turnado al Pleno del Congreso del Estado para su análisis y votación.

Por: Plano Infrmatuvo

Fuente: https://planoinformativo.com/886785/buscan-eliminar-acoso-laboral-en-instituciones-publicas/